Pero qué día! Llevo en mi corazón este matri porque fue especial de principio a fin, en cada detalle había mucho amor, se sentía todo el cariño de familia y amigos, la felicidad de un día para festejar el amor de dos personas llenas de alegría y energía.

Caty y Ricardo son esas parejas de gritan amor solo con mirarse, me encantan!

Todo el amorcito del mundo para ellos!