Registro análogo de mi experiencia familiar y personal durante el periodo de cuarentena desde marzo a agosto del año 2020.

Un relato construido entre reflejos pasajeros, cotidianos, cercanos e íntimos, que responden a una necesidad de dejar lo digital e inmediato de lado y re-pensar el concepto del paso del tiempo en la imagen.