Me voy a explayar mucho porque éste matri es muy especial para mi.

Natalia y Fabian, unos chicos a los cuales les había hecho las fotos hace unos años atrás, me contactaron ya que la hermana de él se casaba en Castro, Chiloé, y ellos querían regalarle la foografía. Cuando me contaron me emocioné mucho, primero por la confianza de buscarme nuevamente y segundo porque yo jamás había viajado a Chiloé.

Asi fue como en febrero del 2019 tuve una de las experiencias más lindas que me ha entregado mi trabajo, viajar a hacer este hermoso matrimonio, de dos personas hermosas y no solo eso, ambos tienen familias maravillosas tras ellos, con los que tuve el placer de compartir casi 5 días, en los que me trataron como una mas de su gran familia.

No puedo estar más agradecida de la vida de tener un trabajo que me de la oportunidad de conocer gente tan linda.

Gracias Romi, Axel, Natalia, Fabian y a toda la gran familia sureña.

Siempre se les lleva en el corazón, mucho amor para ustedes!